Kilos fuera, con una sonrisa desde tu interior

Sabemos de manera científica, y como Doctora en Medicina y Cirugía así contrasto siempre mi trabajo de campo, que nuestro subconsciente rige y dirige (por encima de nuestra mente consciente) la mayor parte de nuestros comportamientos dado que los tenemos instalados de manera automática cual programa informático. Lo que sentimos, pensamos y actuamos viene dirigido y determinado en gran parte por nuestra mente inconsciente, gracias a Dios, porque menuda faena si tuviéramos que pensar conscientemente cada vez que tengo que respirar!!

 

Nuestro cuerpo, nuestra salud, la PODEMOS MODELAR Y  CONFIGURAR como queramos, pero tenemos que actuar en todos los aspectos de nuestro yo: sentimientos (emociones), pensamiento y acción. Si conseguimos aunar estos tres aspectos de la persona seremos capaces de mejorar nuestra Figura, nuestra Salud y nuestra Vida.

Desde que nacemos se crea un vínculo emocional con la comida. Es nuestra madre la que a través de su pecho nos alimenta no solo el cuerpo sino el alma, el espíritu. Su olor nos calma, su tacto nos consuela su voz nos arrulla, su leche nos alimenta. ¿Cómo no va a existir un componente emocional en nuestra relación con la comida?

En nuestra etapa de bebés nuestra madre es a la vez nuestra despensa y nuestro refugio, nuestra fuente de alimento y de calma, amor, PAZ. Esta experiencia deja una impronta imborrable en nuestro cerebro que nos conducirá en nuestra vida adulta  a tener una relación especial con la comida.

Lo que queremos transmitir es que no basta (incluso muchas veces no es necesario) “ponerse a dieta” al estilo clásico sino mas bien transformar una serie de parámetros internos para que nuestro cuerpo funcione en automático y pierda esos kilitos de más y me encuentre mejor, más sano, más saludable y más feliz.

Sabemos que el ser humano es capaz de crear su propia realidad, sabemos que nuestros pensamientos son energía, que vibran al igual que toda la materia y por eso debemos enfocarnos en los pensamientos correctos para Re-enamorarnos  y Re-diseñarnos; sí, estoy hablando de cómo adelgazar, de cómo quitarse esos kilos de más, más allá de cumplir una dieta impuesta y externa.

A menudo hay cambios ostensibles en el peso, cuando aparecen situaciones difíciles en la vida y nos provocan estrés o ansiedad. A menudo una mujer que se separa pierde peso cuando antes no era capaz de bajar un gramo; en un proceso de depresión reactiva aumenta 20 kg de forma que esa persona en normo peso pasa a ser persona obesa…¿Qué mecanismos neurológicos, bioquímicos, hormonales… se esconden detrás de estas reacciones orgánicas? ¿Qué emociones nos conducen a comer en exceso o dejar de comer cuando aparecen circunstancias adversas en nuestras vidas?

Según nos dice Freud, las necesidades básicas del ser humano son el hambre y el amor; por lo que si no comemos muere nuestro cuerpo, si no amamos muere nuestro espíritu, nuestro deseo de vivir, nuestra motivación se evapora. Ambas necesidades en el momento primigenio de nuestra vida se encuentran en nuestra Madre y aprendemos a comer y a amar al mismo tiempo. Quizá por ello cuando aparece un desorden emocional se expresa muy a menudo en el terreno de la comida y viceversa. Es necesario tener las claves, y aquí las vamos a dar, que tipos de conflictos emocionales nos conducen al sobrepeso; descubrir que siento cuando no teniendo hambre física salgo disparado la “frigo” o a la despensa. ¿Busco consuelo o castigo?

Si intentamos transforma nuestra vida desde fuera, desde el exterior: NO FUNCIONA, debemos hacerlo desde el interior, desde nosotros mismos; por eso cualquier cosa que quieras: adelgazar de una vez por todas, lo que tienes que hacer es CAMBIAR TU INTERIOR.

Cambiar los pensamientos que continuamente y automáticamente saltan de rama en rama y cambiar tus creencias mas profundas que están arraigadas de tal manera que parecen verdades bajadas del cielo y cambiar tus sentimientos…y si modificamos todo esto lo demás se nos dará por añadidura. Tienes que convertirte interiormente en aquello que quieres ser externamente, es lo que algunos llaman la Ley de Espejo ¿te suena?: “la vida, tu mismo solo eres un reflejo de lo que hay dentro de ti”

Claro que los tratamientos externos ayudan a configurar lo que quieres ser o parecer, si te has roto un pie necesitas unas muletas, pero las muletas no son la solución sino un apoyo. Como doctora y en todos mis años de experiencia en Clínica Sacher, he utilizado y continúo utilizando muchos equipos médicos complementarios para el sobrepeso y la obesidad, así como dietas en su sentido original (cambio de estilo de vida-alimentación saludable) pero si quiero obtener resultados no solo a corto plazo (no es muy complicado) sino a largo plazo, es decir para toda la vida no puedo mas que primero transformar la piedra angular …TU INTERIOR 

Gestionar tus emociones, tu cerebro y hacerlos trabajar al unísono es la clave para tener un cuerpo perfecto y una salud inmejorable. Vas por tanto a entender y aprender un sistema para tener un cuerpo bonito y unos kilos de menos y verás aumentar tu autoestima. 

 

Solo te pedimos que dejes tu mente abierta, “tu taza vacía” para que se produzca tu transformación interior y te conviertas en aquello que quieres ver fuera de ti, una figura esbelta, una salud inmejorable y una Vida llena de Paz y felicidad.

(Basado en el libro; ¡Re-Enamórate! Tú  Ganas Vida y Salud)

 

Dra Consuelo Sanchís

Doctora en Medicina, Especialista en Nutrición y Antienvejecimiento

www.clinicasacher.com

 

 

Más información del curso Nutrición y Salud Alcalinas



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario