Lo que no sabías del trastorno Masoquista

Seguramente habrás escuchado la palabra masoquista en frases tipo “ No soy un masoquista, así que no voy a hacer esto o aquello..” Pero ¿qué es realmente ser un masoquista?

 

Los que padecen este trastorno de la personalidad son personas que complacen a los demás incluso si esto les hace daño. Tienen un comportamiento de autodestrucción que permite que otras personas les traten mal, que les humillen y desprecien. Piensan que se merecen este maltrato y no se permiten sentir placer, pues no se creen merecedores de él.

Suelen vivir en el  pasado recordando agravios o malas experiencias e inevitablemente cayendo en el resentimiento.

Este trastorno tiene su origen en la infancia, con unos padres exageradamente estrictos, controladores y exigentes donde los niños se les pide obediencia en todo momento.

En la etapa adulta estas personas se sienten derrotadas, desvalorizadas y con un sentimiento de culpa que les lleva a sentirse víctimas en cualquier situación que no le sea favorable.

 

-En sus relaciones el masoquista busca siempre parejas que no le son afines por lo nunca llegan a tener una relación sana ni estable.

-Se siente culpable hasta de sus propios logros y cuando alguien les celebra contestan con palabras de desánimo que nada tienen que ver con lo acontecido, incluso su expresión corporal cambia a la de una persona con depresión

-No desean la ayuda de nadie. De esta manera se pueden reafirmar en su estado de desgracia o dolor, además de pensar que no se merecen esa ayuda.

-Rechazan a las personas que son amables con ellos e intentan provocar situaciones  para ser rechazados

-Se sacrifican en realizar tareas o trabajos para complacer a otros pero en realidad buscan la aceptación de los demás

-No acaban sus tareas aunque sí que ayudan a otros a realizar las suyas, otra manera que tienen de buscar la aceptación.

 

¿Cómo saber si tienes algunos rasgos masoquistas?

 

Además de lo anteriormente mencionado aquí te dejamos algunas características más con las que puedes hacerte una idea de si tienes algunos rasgos masoquistas.

 

1.Trabajas en exceso, hasta el punto de estar completamente agotado física y mentalmente

2.Te esfuerzas en sentirte amado y esto te lleva a hacer muchas cosas para ser aceptado

3.Eres tu peor crítico, aunque te esfuerces en dar lo mejor de ti aún así no te hablas ni te tratas bien, no te crees merecedor de nada bueno

4.Te cuesta decir que no, así que te encuentras en miles de situaciones haciendo sacrificios innecesarios

5.Te niegas a realizar cambios incluso de las cosas que no te gustan. Prefieres seguir sufriendo a cambiar

6.Sientes que debes sufrir y pasarlo mal en las relaciones aunque te sientas humillado

7.Te sientes atrapado en tu vida y no ves un futuro de esperanza

 

Si crees que tienes más de tres de los rasgos masoquistas esto es lo que puedes hacer para evitarlo:

-Controla a tu crítico interior: no te trates tan duramente y date un respiro. No escuches tu voz interna cada vez que te dice cosas negativas. Utiliza frases tales como: esto no es verdad, ¿y si no es cierto? Así creas la duda y dejas sin fuerzas a tu crítico interno.

-Usa afirmaciones del tipo Yo Soy para fortalecer tu autoestima y reforzar tu autoconfianza

-Sana tu pasado. Puedes realizar un ejercicio de perdón a tus padres o a cualquier persona que te haya herido en tu pasado.

-Busca ayuda profesional. Si ves que no sales de tu bucle por ti mism@ busca un terapeuta o un profesional que te ayude a superar tu situación.

Quizás también te interese: Pasos para eliminar el Resentimiento 

 

Redacción Instituto Draco

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 Webinar Gratuito Controla tu Crítico Interior  

 

 

 



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario