El Autismo en la Bioemoción

El autismo pertenece al trastorno de espectro autista que está relacionada con el desarrollo del cerebro y que afecta a la manera en que una persona percibe y socializa con las demás. Esto le causa problemas en la comunicación e interacción social.

 

Según la Bio el autismo es una conducta de separación de la realidad que consiste en un repliegue de la persona sobre sí misma, enfocada directamente a su mundo interior. Los síntomas más comunes son el mutismo, ausencia de muestras de afecto, ausencia del Yo en las frases, dificultad para mirar a los ojos, no tolera los ruidos excesivos, rechaza el contacto físico, no sigue instrucciones, tienden a repetir lo que escuchan.

Conflicto de Miedo y cólera  en el territorio.

Sentido biológico: Huída y control del mundo que le rodea.

Conflicto de secreto familiar mezclado con culpa

El origen del autismo hay que buscarlo en el Transgeneracional. Debemos buscar secretos familiares escondidos por generaciones como incestos, violaciones, asesinatos, violencia, traiciones, etc..

 

La magnitud en la que la Constelación Autista se manifiesta emocional y mentalmente está

determinada por la magnitud de los conflictos involucrados.

El autista permanece bloqueado a nivel mental: verifica permanentemente si lo que dice es

exacto o no, si es lo suficientemente inteligente y correcto, verifica, vuelve a verificar, una y

otra vez, hasta que el cerebro decide que es mejor no comunicarse y permanecer callado.

Estamos en el mundo de lo prohibido y los secretos.

Tomar la vida de los demás porqué no podemos vivir la propia.

No tengo derecho al error (sería la muerte).

“Los criterios que debo alcanzar son tan altos que es más fácil retractarme dentro de un

mutismo en vez de tener que rendir cuentas a otros (padres, profesores, autoridad,...)".

Huyo de una situación muy dolorosa de mi entorno".

"Rechazo último de enfrentarse a la realidad física del mundo exterior porque veo mi

sensibilidad maltratada"

El autista debe resolver conflictos transgeneracionales casi siempre ligados a tremendos

secretos que verá repetirse tremendamente a su alrededor. Terminar la fase autista, salir de la

mal llamada “enfermedad” solo depende del que la vive, de nadie más y su salida nunca será

hacia el plano de aturdimiento en que vive la mayoría de la gente, es por eso que casi nunca encuentran el camino de salida.

Los autistas son grandes maestros para las personas que le rodean pues muestran un camino de verdad que se perdió en muchos casos tiempo atrás y del que ni siquiera se es consciente.

En el insconsciente biológico de alguno de los padres de un niño autista ya viene la información de que el niño que venga debe ser diferente al resto de la familia, así que el niño que nace

-está pero está como ausente

-no se involucra en la convivencia familiar

-tiene una percepción bella del mundo

-escucha todo pero no verbaliza nada

-su mundo interior es suyo y nadie tiene entrada a él

-todo los que no entra en sus parámetros le altera

 

El niño autista necesita de una familia que le de mucho amor y comprensión. Su mejoría depende del grado de implicación de sus padres y del tipo de convivencia que tenga, es decir, si en su hogar se respira amor, paz y armonía entonces el niño lo percibirá como un ambiente seguro para poder expresarse. De lo contrario el niño que viva en otro tipo de ambiente se quedará atrapado en su mundo interior.

También te puede interesar: La Biodescodifcación del dolor crónico

Redacción Instituto Draco

Fuente:  Diccionario Bioemocional

www.institutodraco.com

www.facebook.com/InstitutoDraco

 

 Como desactivar comportamientos no deseados  

 



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario