Espirituales vs Empresarios

Real Madrid o Barcelona,  pollo o pasta, espiritual o empresario. A medida que crece la identificación con la búsqueda de lo que creemos que es lo espiritual, se van sumando ladrillos

 

al muro que nos separa de ellos, esos hombres ahogados por su corbata, esas mujeres subidas en la alienación de sus tacones. Cuánto nos gusta separarnos y definirnos! El ego que se desplegaba al destrabar el maletín, se reacomoda piel con piel en el espacio holgado que deja la túnica recién estrenada.

Y qué nos pasa a los hombres y mujeres de empresa que nos entran nauseas a 1.000 metros del Pachulí? Resoplamos con disimulo ante el pesado de turno que insiste en convencernos de que el tropezón que acabamos de dar indica excesiva preocupación por los detalles del futuro. Y de postre, 30 minutos de discurso anti chemtrails.

La línea está bien dibujada, estas de este lado o del otro.

Para aquellos que no me conocen solo diré que pasé 15 años en el mundo de la empresa, y a la hora de dejar el disfraz de la ejecutiva agresiva, una de las creencias que más me costó desafiar fue el hecho de querer ser espiritual con una trayectoria e identidad de empresa. Yo estaba buscando una vida tranquila, en paz, ser "espiritual", pero cómo iba a pasar del otro lado sin tener claro si Ganesha era una imagen renovada de Dumbo o alguna deidad estrafalaria. Llena de creencias sobre lo que supuestamente era ser espiritual llené mi casa de sahumerios, colores terracota y en el zapatero dejé a las Nikes detrás de las sandalias. 

Me encantan las paradojas, y en este tema del tofu vs Mc Nuggets los lugares se empiezan a desdibujar cuando en un taller de mindfullness el contador declara que ya no soporta los números, y que sigue a Eckhart Tolle. Del otro lado del muro, del bolso desteñido del hippie new age asoma la tapa de “Cómo atraer dinero con la Ley de Atracción”. Y yo sonrío y bendigo la fuerza entrópica que desarma lo falso para dejarnos a los unos y a los otros en el mismo caldo de la búsqueda de la felicidad, otra ingrediente del fast food espiritual.

Y si ser espiritual no fuera más que ser uno mismo, con lo que sea que uno está siendo mientras eso de ser uno mismo se define? Soy menos espiritual porque me encanta estar sentado 8 horas contando billetes completando mis excels prolijamente? Soy menos espiritual ensanchando espalda en la puerta de una disco?

Me gusta creer que me vuelvo hacia lo espiritual animándome a ser honesto con mis elecciones de vida, hacia lo que sea que me genera alegría de vivir, da igual en qué punto de la carretera me encuentre. Ya sea sacando mi tupper con tofu en pleno Burguer King o cambiando la reserva de la india a Ibiza, qué bien que se siente girarse hacia uno mismo. Y ese burbujeo chispeante que nos animamos a sentir algunas veces me dice que he acertado en elegirme, en conocerme, en ser yo.

Y desde aquel limbo en el que me encontré cuando decidí dejar el mundo de la empresa emprendí la búsqueda de mi misma, no menos perdida que buscando a Wally en una gigantografía. Por esas maravillas de los misterios de la vida en el camino a Wally apareció PSYCH-K, un proceso simpático, sencillo y profundo que me facilitó las cosas. Claramente necesitaba cambiar las creencias que tenia de lo que debía ser una vida exitosa. Había cubierto todos los ítems y seguía sin disfrutar de la prometida felicidad. Cambiando creencias fui quitando capas de lo que no era para ir dando con una sensación que se empezaba a parecer a la satisfacción de ser yo misma. Fue tanta la alegría que me produjo que decidí compartir esa experiencia con los demás. PSYCH-K es ahora el medio que me permite desplegar mi alegría de ser, colaborando al mismo tiempo en el despliegue de otros. De creencias no elegidas en el pasado a elecciones en las que quiero creer en el presente. De menos a mas, de falso a verdadero, de ser según otros a ser para mi. Acaso no es esta una hermosa manera de empezar a ser espiritual? Donde quiera que estés te animo a seguir ese olorcito a libertad que te invita a ser sentido y a vivir con sentido.

 

Mercedes García

Instructora Certificada de PSYCH-K®

www.reprogramandocreencias.com

 

Más información de Reprogramar Creencias



Comentarios

    Sin comentarios por el momento

Deja tu comentario